FEMINISMOS PODEMOS

FEMINISMOS PODEMOS

FEMINISMOS PODEMOS

Violencia de género cuestión de salud pública

La violencia contra las mujeres, la violencia machista, la de género, es  una cuestión de salud pública. Lo viene diciendo la OMS desde 1996. Esto quiere decir que  se puede medir e identificar las graves consecuencias sobre la salud pública y el sistema sanitario.  Pero sobre todo significa que  tanto la conducta violenta  como sus consecuencias pueden prevenirse y evitarse. La estrategia planteada desde la salud pública no sustituye a la justicia penal y al enfoque violencia/derechos humanos, sino que los complementa. Desde la Sociedad Española de Administraciones Públicas se recuerda que  la sanidad pública  participa en la construcción de la evidencia científica y en la elaboración de acciones que sirvan para disminuir o eliminar el sufrimiento de muchas mujeres”.

Como se ve, no es, como tan impunemente afirman,  una cuestión de ideología de género. Es un complejo hecho social, cuyo estudio, científico, ha de ser multidisciplinar. 

Con frecuencia se comete la grave imprudencia de  tachar de  “ideología de género” el trabajo de investigación que desde hace 30 años se viene haciendo para la protección de las víctimas y la prevención de la violencia. Es mucho daño el que se puede causar a las mujeres si se las convence de que hay una ideología y no un método científico, detrás de los datos sobre violencia de género. Esto puede influir en su  ánimo y no denunciar, quedando indefensas totalmente. 

Hay que tener en cuenta que las mujeres víctimas de violencias  machistas,  suelen convivir durante mucho tiempo con “el malestar” sin pedir ayuda porque tienen miedo a las consecuencias de hacerlo, la vergüenza y el temor a no ser creídas o incluso porque no saben reconocer lo que les está ocurriendo. De hecho se estima que se tardan entre 5 y 10 años en tener conocimiento del maltrato que está sufriendo una persona desde que éste comenzó. Un periodo complejo en el que la propia mujer muchas veces no es consciente del maltrato sufrido y en el que, a veces, todavía no hay síntomas de violencia física o lesiones, pero sí existe ya violencia psicológica y los primeros síntomas que podrían ayudar a detectar el problema (Alicia Díaz Revilla)

Cuando la violencia no es física, si hay un maltrato psicológico, lo normalizan, creen que forma parte de la relación y que les ocurre a otras parejas, lo viven de forma natural. Por eso, es importante que aprendan a darse cuenta». Y, los niños, los hijos «son también víctimas, vivir en ese clima les afecta en su desarrollo y son una víctima directa. (Eva Bolaño)

Según los datos de Sacyl, en 2016, el personal sanitario emitió 816 partes judiciales como violencia machista y, de ellos, 608 eran nuevos. Con respecto a las 4.644 denuncias de 2016 –y muchos casos no llegan a esta instancia– apenas suponen el 13%.

Lo que pocas veces se detecta y se denuncia es la violencia psicológica, que lleva a problemas de salud que van desde la depresión hasta las autolesiones o el suicidio, pasando por la exacerbación de síntomas físicos y psicosomáticos.

 Hay protocolos claros de actuación ante una sospecha pero haría falta mayor implicación del personal médico, un cribaje  poblacional, más formación y sobre todo, recursos.  La prevención de la violencia desde el sistema de  salud necesita que sus partidas de gastos estén presupuestadas. Hay estudios que demuestran que los recortes deterioran la atención a las víctimas. La disminución de personal en las plantillas de los centros de salud ha hecho que los profesionales tengan que reducir aún más el tiempo de consulta, y que por tanto encuentren dificultades para atender problemas complejos como el de la violencia de género.

Sin presupuestos, los protocolos y planes son papel mojado. 

Por ello  Podemos formuló  a la  Comisión no permanente para evaluar el cumplimiento y la efectividad de la ley 13/2010, de 9 de diciembre, entre otras propuestas,  la de  instar  a la Junta de Castilla y León  a desarrollar en los centros de salud y centros hospitalarios una difusión general y obligatoria para todo el personal sanitario de la Guía de Coordinación para la atención a víctimas de violencia de género, así como formación específica en Atención Primaria para la detección primaria de casos y formación específica y continuada para todo el personal sanitario”.

El día 25 de Noviembre es el día para la eliminación de la  violencia hacia las mujeres. También lo son la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual y la mutilación genital femenina, a lo que añadimos la prostitución, porque nos declaramos abolicionistas. 

María José Blanco Barea

Podemos Feminismos Zamora

 

 

Maria Jose Blanco Barea, [23.09.18 11:11]

El 23 de septiembre,  día internacional  contra la explotación sexual y la Trata de personas. 

Desde Podemos Zamora feminismos creemos que es importante insistir en que la trata es un delito que atenta contra derechos fundamentales de las víctimas a las que somete a esclavitud, a una esclavitud del siglo  XXI que necesita protección internacional. 

La trata es un negocio  criminal que  proporciona a los tratantes, en Europa, 32.000.000.000, treinta y dos mil millones de euros  (datos Euroestar 2012). Es la segunda fuente de ingresos ilícitos de la delincuencia. Semejante cifra requiere unas organizaciones criminales que operan con rapidez y van por delante de la policía. 

Las víctimas son trasladadas, transportadas, acogidas, recibidas, arrancadas de su entorno etc.  mediante violencia engaño, abuso de superioridad o de la necesidad, etc. con fines de explotación sexual. Según el informe de Fiscalía de extranjería “son vendidas, torturadas, marcadas, coaccionadas para vencer su resistencia a ser explotadas”.

Estamos hablando de  15.846 víctimas de trata, registradas en la UE entre 2013 y 2014, de las que un 76% eran mujeres y un 65% personas ciudadanas de la UE.   Un 75%, son explotadas  fuera de su lugar de origen.  (75%). Una de cada 5 es menor de 18 años. A mayores , según la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el delito, a la par que disminuye el número de mujeres aumenta el de niñas.  En cuanto a quienes requieren los servicios de las personas explotadas, esto es, quienes recibiendo esos servicios son  cómplices de la trata, son hombres  el  99,7% . Las mujeres son en un 98% las obligadas a proveerles.

A esto hay que añadir que, como consecuencia de un plan de actuación, las organizaciones cambian y oculten más sus actividades. Es decir, estamos hablando de un número de víctimas mucho mayor de las registradas y de cualesquiera medios que los criminales pongan en marcha para asegurarse su impunidad.

A pesar de ser una vulneración de derechos humanos, habida cuenta del elemento ‘ extranjería’, la cuestión se aborda como un problema de extranjería, de inmigración ilegal. Las víctimas son consideradas como inmigrantes ilegales, dedicadas a una prostitución no forzada, que al no estar sancionada, no es obstáculo para expulsarlas. Porque la trata es considerada como un delito a perseguir mas que como un cuestión de protección internacional.  La protección que se dispensa a las víctimas de explotación sexual gira en torno a su condición de testigo y a la colaboración que pueda prestar. Su declaración ha de ser coherente y no contradecirse. Las dificultades de la investigación del delito conducen en un alto porcentaje en el archivo.

En España hay una demanda de sexo pagado que solo puede  ser cubiertas con mujeres víctimas de explotación sexual. El principal destino de las víctimas de explotación sexual es la prostitución, la explotación de la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual. 

Según el Centro de Inteligencia contra el crimen organizado, en España había 45.000 mujeres en situación de prostitución. Recordemos que el código penal sanciona al que con violencia, intimidación, etc. determine a una persona a ejercer o mantenerse en la prostitución. Castiga también a quien se lucra explotando la prostitución de otra persona aún con el consentimiento de ésta. Además castiga otras conductas que involucran a menores y personas vulnerables.

Pues bien, podríamos seguir hablando de los perfiles de las prostitutas e incluso entrar en la falacia de pretender proteger los derechos de las víctimas, regulando los derechos de las que, aseguran, ejercen libremente la prostitución. Sin embargo en este día 23 de septiembre queremos plantear lo siguiente: ¿Cuantos prostituidores, cuántos proxenetas hay? ¿Cual es su  perfil? ¿Cuantos puteros hay?

Y ¿No es cierto que la trata existe porque existe la prostitución y que ésta existe porque no cesa la demanda y por lo tanto los beneficios ilícitos provenientes de someter a esclavitud a las víctimas, siguen aumentando las cuentas de todos los negocios de la industria del sexo?

Pues bien, las administraciones, las instituciones como el Mº Fiscal y Guardia Civil y el movimiento feminista, tanto el teórico práctico que estudia desde la perspectiva de género la defensas de las víctimas, como asociativo con el que contactan víctimas solicitando ayuda, como el de presión social,  y el que desde la militancia en partidos impulsa políticas de cambio, están trabajando para lograr leyes y actitudes que protejan a las víctimas y apliquen medidas para que, esa demanda de sexo,  disminuya al igual que los beneficios, impidiendo que la prostitución sea el destino principal de la trata. Para eso, es preciso abolir, prohibir, la prostitución descriminalizando a las víctimas, a las que habrá de asegurar las medidas integrales que sean precisas  y criminalizando a los puteros, prostituidores, proxenetas, mafias.

Porque hay esperanza, la lleva consigo el feminismo

 

 

 

 

Podemos Feminismos Zamora condena la muerte de Leticia Rosino

æ

Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer

æ

“Las mujeres viven en un auténtico infierno en las Fuerzas Armadas”

 

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *