MUNDO RURAL

MUNDO RURAL

MUNDO RURAL

PODEMOS DENUNCIA LA FALTA DE TRANSPARENCIA EN EL AYUNTAMIENTO DE MORALEJA DEL VINOUn concejal graba un pleno de Moraleja en 2017.

 

Convocada manifestación el 12 de junio contra la despoblación en Zamora

Y POR QUÉ NO A LAS MACROGRANJAS

UPA y COAG a favor de que Zamora sea un “orinal porcino”.

https://www.facebook.com/podemoscyl/videos/1864422506932981/

 

LO QUE NOS JUGAMOS EN LA PRÓXIMA REFORMA DE LA PAC

ASUNTOS Y TRASUNTOS QUE EMERGEN EN EL DEBATE SOBRE (DES)(RE) POBLACIÓN en el encuentro de Ribadelago (Zamora) diciembre 2017

De lo económico:

El modelo económico centralizado, que se replica en el modelo autonómico, y a la vez en el modelo provincial:

.- genera desigualdad dentro de los territorios (algunos municipios están despoblándose pero otros ya sólo pueden ser repoblados pues la despoblación está consumada) (cabe la resistencia a esa despoblación si se piensan soluciones en una dimensión mayor a la de municipio, por eso el concepto de comarca: dentro de la cual se suman varios municipios con lo que aumenta el número de población donde apoyarse, y que al  compartir unas mismas características socio-económicas permite unirlos para ensayar medidas de progreso)

.- favorece el abandono de los pueblos para buscar oportunidades laborales en la ciudad cercana (doble residencia), o en otra ciudad (pérdida de población que vuelve el fin de semana o en periodos vacacionales). De ello debemos estar atentos a que mejores carreteras o rentas básicas, en lugares sin que algún tipo de economía fije población, sólo serviría para favorecer ese éxodo o la doble residencia.

.- subordinación del pueblo a las necesidades de esta población itinerante. (Tanto los que ven positivo la vuelta al pueblo de estas personas como los que lo ven negativo, ambos advierten que hay una adecuación de los ritos a las fechas donde abunda el forastero, generando demandas, como la sanitaria o de recreo, que tiene como consecuencia la merma de calidad del servicio o una huella ecológica que paga el pueblo)

.- desconocen las causas de este deterioro del mundo rural, no lo relacionan ni con decisiones políticas interesadas en un modelo ajeno a las personas, ni con la globalización o la estructura de los mercados. Creen que es mala gestión política, torpeza de planificación o falta de sensibilidad de las instituciones. Ignoran que forma parte de una estrategia de desposesión que tiene dos variables: la primera, permitir que se deshabite el territorio para que pueda gestionarse desde cualquiera de los intereses privados sin resistencia, y la segunda, desvitalizando las posibilidades económicas y deteriorando las prestaciones sociales pero manteniendo una población residual mínima necesaria para su cuidado como el caso de los Parques Naturales, Molinos Eólicos.

.- la principal fuente de ingresos en estos municipios despoblándose son las pensiones. Al ser cada vez menores, provoca que las ventajas de vivir en la naturaleza se trasforme en una exposición a las inclemencias, sin capacidad de rehabilitar viviendas y con déficit en el abastecimiento de consumo básico. El servicio a domicilio no palía la necesidad fundamental, que es generar comunidades de convivencia y cuidados propios y singulares del mundo rural.  Las energías renovables podrían dotar de autonomía a iniciativas y explotaciones, generando “buena vida” en los pueblos, uno de los atractivos más potentes con los que cuentan.

De la Memoria, capacidad asociativa y el protagonismo de la mujer en el mundo rural.

.- podemos analizar cuál es el papel de la mujer tras una catástrofe (Ribadelago), en una guerra (memoria histórica), en una crisis social (en el mundo rural o en el mundo urbano) o en otros escenarios. Pero intentando encontrar el denominador común y así actuar, tanto en su análisis como en las propuestas, con mayor posibilidad de éxito, recojo de aquí y de allá en este bloque las cuestiones interesantes sólo para el mundo rural:

  • El Estado (centralista, capitalista, neoliberal…) elige como modelo organizativo un patriarcado que descalifica o ignora o relega el papel de la mujer a un plano subalterno. Lo hace mediante la religión, la escuela y el ejército (o sus pares modernos la televisión, el modelo de promoción social y el modelo económico)

  • El papel de la mujer (por ser mujer) en el mundo rural (por ser agro-campesino) tiene que ver con una serie de tareas de las que se pueden extraer unos valores que están atávicamente sujetos al sustento del hombre (del ser humano). Por eso los conceptos que utilizamos en nuestro discurso: cuidados, soberanía alimentaria, sanidad y salud, desarrollo sostenible, consumo de cercanía, lo sustantivo de la infancia y la vejez, la sexualidad entre iguales, lo cooperativo frente a lo competitivo, las economías familiares….en realidad lo que estamos reivindicando son unas “asignaturas” que siempre “dominaron” los “oficios de mujer”. Eligiendo esos términos y defendiéndolos estamos defendiendo un “matriarcado” enfrentándonos radicalmente al patriarcado que prevalece en la actualidad. Y por tanto, reivindicar la escuela pública, la sanidad pública, los servicios públicos, es reivindicar una escuela matriarcal, una sanidad matriarcal, unos servicios públicos matriarcales…

  • Por ello hay que advertir cómo y para qué es el tejido asociativo de base que genera comunidad y cohesión. En el mundo rural ese tejido tiene que ver con la cooperación para actuar contra las limitaciones del ser humano en el medio natural y la necesidad de superar los avatares de la vida. Y nada tiene que ver con valores históricos y ritos de las élites del poder propios de lo que hoy llamamos nacionalismos, razas o singularismos tribales o fundamentalismos religiosos.

  • El asociacionismo en el mundo rural tiene dos caras. Asociacionismo Cultural, de recuperación de costumbres, que tienen el peligro de relegar a la mujer a un papel poco activo en el cambio social (asociacionismo religioso o nuevas formas de sección femenina). Y Asociacionismo Reivindicativo ante un déficit que se achaca a las políticas del Estado (asociaciones en defensa de…). En este segundo, la mujer está menos presente. Sería muy importante ayudar al aumento de la autoestima de la mujer y su papel necesario en el cambio social, pero no puede ser desde un discurso de igualdad urbano donde la emancipación de la mujer “aparentemente” ha corrido por otros cauces pese a la desigualdad salarial (aunque hoy estamos viviendo cómo se desvela la doble violación que sufre cierta parte de la mujer con éxito para el que ha tenido que rendir su cuerpo al patriarcado económico si quería conseguir cierto estatus: caso de las actrices, modelos, escándalos actuales…O cómo el patriarcado político sigue muy vivo en los insultos a las parlamentarias o en los volquetes de putas de las tarjetas black)

  • El encuentro-nazo de valores de fuera con valores tradicionales que se puede dar en la repoblación pueden ser superados si nos reconocemos en “ese matriarcado” que no es igualdad de derechos. La igualdad de derechos es exigible en el proyecto civil ciudadano, de un Estado que no da ventaja a ningún hecho histórico, biológico, cultural, religioso…y que diferencie a un ciudadano de una ciudadana. Pero para los valores a negociar en la repoblación, que son abstractos, es importante considerar lo que de matriarcado común tienen las mujeres rurales y las urbanas. Esa recuperación y reconocimiento es en sí un cambio social que hay que proteger.

De las instituciones, ayuntamientos y representatividad política

.- El mundo rural se siente abandonado por las instituciones (lo vimos con el caso expuesto en el documental sobre Sanidad Animal). Es histórica “la manía” que le han tenido los gobiernos en España a los españoles sobre todo de las zonas rurales: catetismo, emigración…Eso hace la labor de Podemos difícil pues el mundo rural puede ser amable y generoso con el “forastero político” pero de ahí a que te acepten como uno de los suyos hay un abismo más que metafórico. Y para la política urbana es un mundo incomprensible. Desde CyL debemos tener en cuenta todo esto que en parte tiene que ver con un patriarcado asumido e incuestionado hasta hoy.

.- No comprenden las leyes, cómo estas chocan con modos tradicionales de hacer (choque que es caldo de cultivo para el Lepenismo rural de CyL, y no parecen suficientes los sindicatos y su reivindicación a la hora de incorporar conocimiento científico a labores tradicionales, pese a su discurso de explotaciones familiares y ganadería extensiva y aprovechamiento del entorno y los comunales. Las administraciones que deciden están muy lejos de ellos (UE y PAC…etc) y el laberinto normativo es otro muro con lo que o tienes suficientes tierras o cabezas para sobrevivir o todas estas “legalidades modernas” impiden recuperar un mundo rural en su fase anterior.

.- El ecologismo y la soberanía alimentaria y el respeto a la Tierra, desde discursos intransigentes, son un problema (aquí han revivido a tauromaquios y galgeros con canana españolista). Dichos temas hay que abordarlos con un conocimiento muy profundo y en su total complejidad. Con “una modestia exenta de vergüenza por no ser de pueblo”.

.- Los ayuntamientos son el pivote de la corrupción y la mala gestión de la política representativa. Deben ser por tanto el punto de salida del cambio social. Con dos combates: la transparencia y la participación. Atosigar al PP con la falta del primero, y ensayar el segundo conociendo su dificultad y falta de hábito, sobre todo a la hora de actuar en Memoria Histórica.

.- Es muy difícil, tras cómo nos tratan en los medios, que no aparezcamos en el mundo rural en vías de despoblación como bicho que acaba con cosecha. Luego no hay tiempo de inventar nada, pero nos podemos pertrechar con una serie de materiales objetivos: la ley del desarrollo sostenible del medio rural (ponerla en práctica y evaluar sus resultados) / exenciones fiscales y cambio del modelo tributario que planteo Pablo Fernández que supondría otro reparto de la riqueza que obliga a poner en valor el mundo rural / el abordaje de políticas concretas mal interpretadas, como los parques naturales, línea del documento que aportó María José Tobal que aparece en bocyl 13-12-17 pag 50650/ y el documento de la experiencia de Escocia y su implementación en nuestra comunidad y la evaluación que podemos hacer de ella allí donde en parte se está llevando a cabo en España, porque es una experiencia ensayada y viable para nuestro territorio.

 

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *